«CON EL PASO CAMBIADO», por Víctor Basadre

admin

Todas las temporadas, tras las primeras jornadas de liga, se hace un balance a modo de chequeo, una especie de evaluación inicial. De este test se suelen desprender las primeras impresiones, las primeras tendencias, y por supuesto las primeras victimas cuando los resultados no son los deseados. Por lo general estas conclusiones aparecen después de un análisis detallado del juego del equipo, del uso adecuado de los recursos de que dispone, de factores técnicos, tácticos o físicos; pero siempre de cuestiones que se dan dentro del terreno de juego.

 

Con el actual formato de Segunda B, antes de entrar a valorar cualquier cuestión técnico-táctica , convendría focalizar la atención en el sistema de competición. Me da la impresión de que a la mayoría de los equipos el actual formato de competición los ha pillado con el paso cambiado, los ha despistado, no son conscientes de que los partidos no se pueden afrontar con la mentalidad habitual de una liga a doble vuelta de 9 meses, donde hay tiempo para el cambio de dinámicas. A las dificultades ya habituales del manejo de un equipo hay que sumar los imprevistos de la actual coyuntura; aplazamiento de partidos, suspensión de entrenamientos, pretemporadas inadecuadas, etc…, pero precisamente como ya sabíamos que esto podía suceder, no los podemos llamar imprevistos, los debemos llamar circunstancias.

 

Al igual que todos entendemos que un partido de liga no se afronta igual que uno de copa, o que un partido de play off de ascenso por liguilla no es lo mismo que por eliminatorias, deberíamos pararnos a pensar de que manera se deben afrontar los partidos en la actual Segunda B, donde la primera fase de 18 partidos marcan irremediablemente el devenir del futuro en competición, y donde los puntos conseguidos en esta primera etapa condicionan las opciones reales de la siguiente.

Sin duda los objetivos marcados por cada club son distintos, por mucho que todos quieran aspirar a lo mismo, lo cual también es una variable a tener en cuenta para saber adaptar esas circunstancias de las que hablábamos al planteamiento inicial de los partidos.

Una vez transcurridas 6 jornadas, donde la mayoría de los equipos ya han jugado al menos 4/5 partidos, me ha llamado mucho la atención que la intensidad y el ritmo con el que se juega no hacen ver ninguna diferencia con lo que sería una liga al uso. Quizás la percepción errónea de que no hemos hecho más que empezar les haya llevado a ello, pero un tercio de la competición ya ha pasado , y en 15 días empezaremos la segunda vuelta. Estoy seguro que las prisas empezaran a aparecer más pronto que tarde, aunque desgraciadamente para algunos esa toma de consciencia no llegue a tiempo.

 

El modo de competición de la actual temporada es único, distinto, posiblemente irrepetible. La reestructuración organizativa que se está llevando a cabo en las categorías del fútbol español bien merece un esfuerzo adicional, la recompensa es enorme, y eso conlleva un cambio de planteamientos en lo hasta ahora establecido. Si se quieren conseguir grandes objetivos se deben hacer grandes apuestas, y como dice el dicho, “si quieres resultados diferentes debes hacer cosas diferentes”.

Next Post

"EN EL IBIZA HAY QUE SALIR A GANAR SIEMPRE"

En su tercera temporada en la categoría, Ekain Cenitagoya (29-4-1995, Durango) está, pese a las lesiones, respondiendo a las expectativas sobre el césped. Dos goles en apenas 138 minutos… y tres lesiones en un UD Ibiza que acumula victorias siendo el mejor de la categoría hasta la fecha.   Cuando mejor está, se lesiona. Sí, no estoy teniendo suerte en lo que va de temporada porque ya llevo tres. Primero […]