«ESTAMOS EN EL RÁCING, AQUÍ SOLO VALE EL ASCENSO»

Ángel García

Jon Ander Pérez (16-1-90, Vitoria) ha sufrido en su carnes lo que es el COVID. Y, lo que es peor, no solo una vez, sino que han sido dos las ocasiones en las que el delantero de Rácing ha pillado “el bicho”. Cuando hablamos con él, aún permanece confinado en su casa y contando las horas para volver a entrenar. “Se te hace un mundo estar en casa, sin entrenar, sin pisar la calle” nos cuenta.

Le imagino con ganas de volver ya no solo al césped, sino a la vida en la calle.

Muchas ganas. Se hace largo estar en casa, pero esta vez era necesario porque me he sentido mal durante varios días.

¿Qué se siente? Siempre pensamos en los deportistas de élite como personas fuertes, físicamente sin problemas.

Al final somos como los demás y he sentido muchos síntomas que se van sabiendo por todos. Los primeros días fueron muy malos, no podía respirar bien y me notaba con tos y congestionado. Y con un dolor de cabeza muy intenso que no me dejaba ni abrir los ojos.

¿Supo que era COVID?

Lo intuí porque en mayo debí pasarlo durante el confinamiento, pero ni me enteré. Diversos tests serológicos que nos hicieron al volver señalaban que lo había tenido pero sin llegar haber tenido síntomas.

Pasarlo una vez deja claro, como en su caso, que no exime de tenerlo en más ocasiones.

La gente no se puede relajar, que no lo haga. Que nadie descuide las normas. Yo no lo hice. Piensa que tengo una niña de cinco meses, que del entrenamiento me voy a casa y que no hago vida más allá.

¿Y tiene explicación?

Creo que debió de ser en el partido ante el Barakaldo. Ellos tuvieron las pruebas el miércoles con positivos y nosotros el viernes. No encuentro otra explicación porque sé lo que hago.

Y luego están los confinamientos, los aplazamientos que dependen de cada CCAA… al final en Cantabria todos confinados y en otros lugares, solo los positivos. ¡Vaya desaguisado!

Es que no es lo mismo en Cantabria que en Euskadi o que en otras partes. En unos sitios, todos a casa, encerrados. En otros solo el infectado, y los demás a entrenar. Creo que debería haber un protocolo común para todos. Estar 10 días parado en casa es un lastre a nivel físico. Y ya no digamos los entrenamientos, que se hacen aburridos. Además, psicológicamente se hace pesado… por eso creo que se deberían aunar las decisiones porque, al final, la competición se desvirtúa al no jugar todos en las mismas circunstancias, con lo que implica eso luego.

¿A qué se refiere?

A que, aunque lleves partidos menos, tienes una presión extra cuando tienes que jugarlo para no descolgarte o para engancharte a los de arriba. También te digo que no sé cómo lo haría yo si tuviera que decidir lo que habría que hacer.

Hablando ya de usted y de su papel este curso en el Rácing, su media de goles, no jugando demasiado, es importante.

No he jugado mucho porque he tenido molestias en el tendón de Aquiles. No me ha dejado entrenar bien  y jugar los minutos que me hubiera gustado. Necesito continuidad para sentirme bien, y no la he tenido por todos estos problemas.

Pero marcar sigue estando en su ADN.

De eso no se olvida uno nunca. Estoy jugando pocos minutos, pero me siento cómodo. Jugar contra nosotros no es fácil para el rival porque van muy motivados y se crecen. Y lo digo sabiéndolo bien porque cuando no estaba en el Rácing me motivaba mucho jugar ante los equipos fuertes.

¿Y cómo se consigue superar eso?

Nosotros siempre llevamos el peso porque somos el Rácing pero, al final, el rival se relaja, acaba desgastado y se abren espacios. Ahí es donde me gusta jugar a mí, donde me siento cómodo, a campo abierto.

¿Cuesta ir, partido tras partido, con ese guión?

Te acostumbras, somos el rival a batir en nuestro grupo y eso se nota. Hay que convivir con ello y darte cuenta que es lo algo con lo que tenemos que sobrevivir. Es una presión más, pero el que no sepa vivir con esta presión que se dedique a las chapas.

Y este año con muchos más canteranos. El descenso ha tocado a la economía.

Hay problemas económicos con los que tienes que vivir en todos los equipos. Y eso ha hecho que la apuesta por la cantera haya sido tan necesaria como acertada. Tenemos chavales que son oro puro y que, en otras circunstancias, es posible que no se hubiera apostado por ellos. Nos están sorprendiendo a todos, aunque viéndoles entrenar te imaginas cómo van a competir.

¿A cuál de ellos destacarías?

A Pablo Torre le tenía bastante visto, pero Íñigo, por ejemplo, le tenía considerado como lateral y, en el centro del campo, está a un nivel muy alto. Martín Solar ya jugó al final de la temporada pasada y este año hace lo mismo pero consiguiendo gol. Es muy buen jugador. Ceballos es otro que me está gustando mucho porque le veía como un jugador muy ofensivo y lo está haciendo de lateral muy bien.

Y llega la reestructuración. Un año complicado para todo.

Ni Pro, ni nada, aunque llegue una categoría nueva a nosotros solo nos vale el ascenso. Estamos en el Rácing y no vale conformarse. Hay que ascender sí o sí, solo vale el ascenso.

Y nuevo míster tras una temporada con muchos inquilinos en el banco.

Ahora estamos con Rozada. Es muy intenso e imprime carácter. Lo está demostrando. Aquí quién no trabaja, no juega.

 

 

Ángel García

( www.cazurreando.com)

(Imagenes www.realracingclub.es / Mundo Deportivo)

Next Post

"EN 2B ESTÁ MUY CARO MARCAR GOLES"

Ha sido alcanzar la titularidad y comenzar a marcar. El navarro Javier Martón (6-5-1999, Villafranca, Navarra) comenzó la temporada en el CD Covadonga asturiano en el banquillo, pero Fermín Álvarez le ha dado galones en el ataque y los ha aprovechado: 4 goles en 4 partidos como titular. Cedido por la Real Sociedad, su nivel, hasta el momento, está sorprendiendo a los entendidos de la categoría. ¿No esperaría comenzar de […]