«PERIODISMO DEPORTIVO PARA NECIOS»

Ángel García

Hubo un tiempo en el que el periodismo era periodismo. Y en el que existía profesionalidad y poco bufandeo. En el que era habitual la comunión entre los jugadores, la grada y la prensa. Se sostenía la profesión con muy poco; unas pizcas de ética profesional -no se necesitaban más-, trabajo en el día a día y mucha suela y teléfono.

Hubo un tiempo en el que, como en los cuentos, ejercer el periodismo era una gozada, se disfrutaba y se crecía día a día. Pero hubo un tiempo, existió y doy fe de ello. Lo hubo, como ahora no lo hay. El periodismo deportivo actual ha perdido su esencia y nos encontramos con gabinetes de prensa en los clubes que son más importantes que los jugadores para alimentar una burbuja en la que los verdaderos protagonistas -entrenadores, jugadores y directivos- se ven metidos en ella, muchas veces sin solicitarlo. Hoy por hoy, para un periodista es más importante tener buen feeling con el encargado de prensa que con los protagonistas. Y eso ha supuesto que se cercene el derecho a la información y que se oculten hechos que deberían ser el fin último del proceso periodístico: informar, llegar al destinatario.

Recuerdo aquellos tiempos de tomarse una cerveza con algunos jugadores o entrenadores después de entrenar, de hablar de la vida y del fútbol, de los sueños y los impagos. Hablar de todo, sin tamices, guardando un secreto profesional que ahora, con las dentelladas entre los medios, no existe.

Porque el periodismo actual se ha cimentado erróneamente en dos conceptos. El primero nos ha llevado a alimentar el ego en la exclusiva sin tener en cuenta fronteras, pero valorando más las trincheras. Citar y ser citado ha pasado a ser un imperdible que sobra en la solapa, y contrastar es una actividad dañina para la inmediatez. Ahí está un problema que nace y muere en su esencia misma. (Luego hay que hablar de los sesgos con respecto a las citas -citar cuando lo sacan los colegas y omitirlo cuando es alguien que les come, de forma habitual, la merienda-. En donde vivo, por ejemplo, sucede a menudo).

El segundo error conceptual es abordado por el intrusismo. Es evidente que para ejercer el periodismo no es necesario ser licenciado. Bastaría con escribir, hablar, locutar… con criterio, y todos conocen ejemplos de profesionales contrastados que no han pasado por unas facultades en las que, por desgracia, se enseña muy poca realidad por parte de docentes que nunca han ejercido o con escasa experiencia laboral como periodistas. El problema llega por quienes se creen periodistas sin serlo, aprendices de una causa que se sostiene, a la larga, siendo falderos de los clubes o pretendiendo mostrarse coleguitas de los protagonistas. Cualquiera lo hace, cualquiera se agiganta a base de likes, seguimientos y aplausos sin crítica.

Y dañan. Y mucho. Pero a veces llegan donde no lo hacen otros precisamente por esa carencia de tacto, de recursos, de experiencia y de halagos interesados a los poderes fácticos de los clubes. Y lo esconden en un falso periodismo ciudadano, en un aplauso permanente de tertulia de café, en un feedback continuo que solo encuentra cobijo entre sus incondicionales, precisamente los suyos, escondidos en las prebendas de los equipos y los bufandeos.

Omitamos el futuro que nos queda a los periodistas, a los de esencia, a los verdaderos, no a los que van de periodistas y no dejan de ser o talibanes o palmeros. Y recordad que el periodismo ha mutado hacia lo insensato; da igual un periódico, una web -aunque algunos en su ignorancia se confundan con los blogs-, un programa de radio o una cuenta de twitter o Instagram-. Rompamos la necedad y dejemos solos a los que practican la impericia.

 

Ángel García

( www.cazurreando.com)

Next Post

EL SAN FERNANDO TRATA DE CERRAR LA PLANTILLA CUANTO ANTES

Fotos: Twitter @juliogracia35 y @atleticbalears El San Fernando quiere comenzar a trabajar cuanto antes con la plantilla con la que tratará de alcanzar la Pro. A los anuncios del interés del cuadro de La Isla por Varela, anunciado aquí hace fechas, y Pedro, lateral zurdo del Yeclano al que no le dejan salir del club murciano, se sumarían Julio Gracia, en la actualidad en el filial del Getafe, y Dani […]