SCEPOVIC, FORGAS… QUEDA POCO EN EL ESCENARIO

Ángel García

Se acaba el mercado, pocas horas y la fuerza llega desde el 9. Todos se han vuelto locos en su búsqueda y han encontrado alternativas, en algunos casos más económicas, en otros, más ajustadas a la necesidades deportivas. A estas alturas, poco queda de nivel, o de nivel que exponga las pretensiones de clubes que, por momentos, ven el nudo el de la corbata ahogando el cuello.

Tengo la impresión de que el mercado ha sido excesivamente austero, con reparos, con las dudas de un nuevo confinamiento asuelando a muchos y amedrentando a algunos más. La sombra de los ERTEs, de los prespuestos cercenados, de las críticas y de los dolores de cabeza, en definitiva, de los dineros sin gastar y los gastados sin criterio. Por eso muchos equipos de los que suelen sacar pecho han terminado encogidos cuando les llegaban las cifras de Stefan Scepovic, un jugador con un currículum que ni asoma por la categoría. Los números en las oficinas del Marbella, Murcia, Baleares, Badajoz, Hércules… no han llegado a sus pretensiones -en Alicante necesitarían dar salida antes a Benja, como en Badajoz a Forgas-. Hay jugadores diferenciales, pero se pagan. Scepovic es uno de ellos. Y el salto mediático que daría ayuda, pero claro, hay que limpirar telarañas de las carteras.

Otro citado, que no ha dado todo lo que podría, es Forgas, pieza clave en este juego de dominó. Sin sitio en el cuadro pacense, sin la confianza de Estévez, con un salario tremendo -junto al de Barri, otro que salió- y sin minutos. El Badajoz lo quiere sacar y ninguna oferta le convence al catalán. Hoy, de nuevo, en el banquillo. Como dude mucho, igual pierde todo. Un despido se puede solucionar en un juzgado pero ¿cuándo? ¿darán todo el contrato o los meses de indemnización? Los jueces disponen, pero haber desperdiciado oportunidades puede pesar.

 

Next Post

EL HARO HACE RETORNAR A UNO DE LOS SUYOS

Fotos: Twitter Álex Valiño Regresa al Haro, a casa, Álex Valiño, jugador que estaba prestando sus servicios en esta primera mitad de la campaña en el Coruxo. El atacante oscense, formado en las bases del Athletic, volverá a estar a disposición de Aitor Calle en busca de un gol negado en tierras gallegas.