¨¿VENDIENDO MOTOS O BURRAS?» por Ángel García

Ángel García

Cada día me sorprenden más los entrenadores. Perdón, puntualizo, algunos entrenadores. Unos, por sus actos, otros, por omisión de estos. Pero me sorprenden. Estamos en una temporada cuya transición está siendo más mental que deportiva, más cercana a la motivación y a factores exógenos que adormecen la indolencia que nace en los despachos y que continua en la desidia que esconden las reflexiones que, en muchos casos, venden motos que podrían ser burras. Porque la diferencia entre tener actitud de vendemotos y vendeburras en esto del fútbol limita siempre los resultados, no en el medio de transporte que venden conociendo la diferencia de velocidad entre la moto y la burra.

Y los resultados, este año, se marcan a estas alturas en mercadillos donde solo los mejores tienen el mejor producto. Cuando otros tienen buena mercancía es cuestión de presencia que entre por los ojos del consumidor. Y si el que consume está harto de milongas basta muy poco para alertarles del embuste.

Quiero explicar este razonamiento. Me sorprende lo de dos equipos cuyo nombre infunde más respeto del que infunde su juego; la Cultural y el Deportivo. Lo de los cazurros suena a farsa sobre el césped. Y a los hechos en Burgos me remito. No dudo del cambio si lo comparamos con la performance de Cabello -el equipo tampoco jugaba a nada-, pero lo peor no es la forma del acto, sino el fondo y el frontal. En el fondo, en El Plantío, el equipo de Idiáquez se sostuvo muchos minutos en un ridículo en el que incluso los más fiables, la defensa, fueron plastilina para el rival.

Y aquí entran aspectos que vienen derivados de una rueda de prensa previa -aconsejo escucharla- en la que el entrenador vasco de los cazurros minusvalora al rival. Y esto es el frontal. Calero tuvo poco más que decir. Se aferró a esas palabras y soliviantó a los suyos. Con poco, los castellanos se bastaron para recibir un feedback desde fuera que les hizo afilar los dientes. Y lo hicieron. Dieron un baño a la Cultural basado en unas cuestiones actitudinales de las que carecieron los leoneses. Es cierto que fue la primera derrota de Idiáquez con la Cultural, pero también es cierto que han empatado en cuatro ocasiones, que han dejado volar puntos que deberían tener en la tabla… y que son uno de los favoritos. Lo único que sirve cuando desde el club se ha vendido un bólido, cuando, como en otros clubes, hay más ínfulas que fútbol, cuando quienes toman las decisiones perpetúan los errores año tras año, y ya van tres seguidos.

Lo del Deportivo y Rubén de la Barrera es algo digno de estudio, aunque hay poco que memorizar cuando el libro está vacío, sin contenido, con las páginas en blanco. Su llegada ha terminado de hundir a un equipo muy tocado en su línea de flotación, que sobrevivía con Fernando Vázquez demostrando que el error no estaba en el banquillo. Da pena ver al equipo -y no digo verle jugar, porque no juegan a nada- sino ver en lo que se ha convertido, como arrastra esa plantilla el escudo, la forma en la que han hecho mutar un sentimiento hacia algo que se desconoce lo que es. Asumir errores debería ser un ejercicio de obligatoria acción para toda persona dependiente de la entidad gallega; desde la directiva, al vestuario pasando por un técnico al que ya no le sirven excusas tras sumar 5 puntos de 18 y tener un equipo que, con sus directrices, ha sido capaz de marcar un gol en 540 minutos sobre el césped.

P.D: Del Marbella no hablo. El problema, desde fuera, va más allá de su entrenador. Aunque hoy hayan ganado, el disparate en el que se sostiene es mayúsculo. Un club que ha preferido sacar brillo a la vanidad en vez de pensar en mostrar en el césped su entidad tiene poco que exponer en los círculos de la categoría. Ojalá se mantengan, pese a que la bofetada de realidad que se están llevando sea superlativa.

 

Next Post

PARTIDOS DESTACADOS DEL FIN DE SEMANA 20-21 DE FEBRERO

      BURGOS 2-1 CULTURAL LEONESA Burgos: Barovero; Álvaro, Elgezábal, Zábaco (Lobato, 33), Navarro, Cerrajería (Alarcón, 62), Undabarrena, Miki Muñoz, Saúl Berjón (Pisculichi, 89), Javi Gómez (Claudio, 46) y Juanma (Leak, 89). Cultural: Zubiaurre, Mario Sánchez, Héctor Rodas, Julen Castañeda, Araujo, Erik Montes (Luque, 74), Sergio Marcos, Álvaro Juan (Pipo, 53), Kawaya (Escardó, 74), Carlos Bravo (Rovirola, 53) y Dioni. Árbitro: Palencia Caballero  (Colegio vasco). Amarillas para los locales […]