«PERIODISMO DE BAÑO Y MASAJE»

Ángel García

Cada vez pierdo más la fe en la profesión. Si alguna tuvo un credo el periodismo deportivo, sus mandamientos se han ido perdiendo por un camino donde la supervivencia le ha ganado el pulso a la profesionalidad. Porque es evidente que sostenerse en el día a día, pagar la hipoteca y cotizar es más importante que la dignidad. Para algunos, claro. Y se entiende. Y, fundamentalmente, se respeta, aunque se pierda la esencia.

Decía Roberto Walsh que el periodismo debería ser libre porque de lo contrario sería una farsa. Y en ella vivimos. Al menos ante la falta de ética profesional de algunos que, por supuesto, no son profesionales o, si lo son, no se cortan en mostrar un sentido de pertenencia hacia la profesión tan ridículo como prendido con alfileres. Y duele. Hace daño porque no dignifica la profesión, no alimenta la decencia laboral pero sí sostiene digestiones agradecidas hacia clubes, hacia dirigentes, entrenadores o jugadores que buscan constantemente una caricia por el lomo con más complejo de mascota que de noticia.

En ello se ha quedado adormecida, en muchos casos, la prensa deportiva actual. Y más cuanto más se aleja de la élite. Esa falta de acidez, de cosquilleo ante la noticia, se suple con la sonrisa del amo, con el agradecimiento, a la larga ingrato, de quien sale victorioso de una pieza periodística -ya sea noticia, entrevista, opinión…-porque no hay nada que temer. Recuerdo aquellos tiempos -hace escasos lustros, sin la crisis- donde el periodismo se ejercía amparado ante la libertad de la noticia y de su interpretación. Ahora, tristemente, se ha perdido. No es noticia la noticia porque ha cambiado el modelo. Es importante el ejercicio de cinismo enmascarado en periodismo. O el redactor, o el protagonista, pero nunca el mensaje. Y ahí, perdemos todos.

Mejor sigamos con periodismo de aclamación, de baño y masaje, contando a la masa lo que nos apetece para recibir vítores y aclamaciones. Pero dejemos lo esencial, lo que subyace y que importa pero que no queremos contar. No sea que, entonces, no seamos tan buenos o que mordamos la mano de quienes nos dan de comer.

En esas condiciones, deberíais bajaros del barco. No pretendáis pensar algunos que lo que hacéis es lo mismo que lo que algunos seguimos haciendo. No, vosotros no conjugáis el verbo dignificar en primera persona del singular. Si lo hicierais, tal vez os dañara la vergüenza.

 

Next Post

ONCE DE LA JORNADA "GRUPO V" FIN DE SEMANA 24-25 DE ABRIL

    PORTERO   Enrique Royo Herranz (Badajoz)   DEFENSAS   José María Mazuecos Morales «Choco» (Talavera) Francisco Pablo Cruz Torres (Extremadura) Pablo Vázquez Pérez (Badajoz) Miguel Gutiérrez Ortega (Real Madrid Castilla)   CENTROCAMPISTAS   Daniel Toribio Gutiérrez (Extremadura) José Alberto Cañas Ruiz-Herrera (Baleares) Álvaro Portero Díez (Las Rozas) Julen Colinas Olaizola (Villarrubia) Sergio Arribas Blázquez (DUX Internacional de Madrid)   DELANTEROS   José Manuel Martínez Bel (Baleares)