DISPARATES CULTURALISTAS

Ángel García

Pocas veces se ha visto a un equipo autodestruirse como lo está haciendo la Cultural. Lleva tres años sufriendo, en su complejo de grandeza, unos aires de importancia que están terminando por dañarle a una velocidad inversamente proporcional a la que cuesta un ascenso. Y me explico.

Todo parte de quien toma las decisiones. Un club cuya propiedad vive diferida a 7000 kilómetros presenta la innegable incapacidad de sostenerse en un mensaje que llega distorsionado por el emisor. Lo que le cuentan quizás no sea lo adecuado, lo que interpreta, por tanto, puede estar distorsionado. Y hablamos de lo que llega a Aspire, una entidad / propiedad / empresa que tiene el chiringuito culturalista pillado con pinzas del todo a cien, antes de la llegada del euro, sobre todo en gestión y solvencia en la toma de decisiones.

Es inconcebible que en la temporada más crucial del futuro de la categoría el equipo cazurro apueste por entrenadores sin experiencia en 2B, por entrenadores sin el bagaje de partidos en bronce, por entrenadores que, asociados a sus destrezas, pueden hacer parecer que la gestión de la cúpula del club es positiva… de haberle salido bien al club. Primero Cabello, a quién le perdieron ciertas actitudes ante los medios de comunicación con ruedas de prensa esperpénticas, y luego Íñigo Idiáquez, un técnico con un pasado de gestor de vestuarios bastante limitado. Pero lo peor es que apuesta por Ramón González, de la casa, pero con el mismo perfil. Y no hablo en contra del manchego. No dudo de su capacidad de liderazgo como técnico, de sus aptitudes y actitudes como entrenador, no, no lo pongo en duda. Lo que me hace dudar es, de nuevo, la confianza en alguien inexperto. No es lo mismo jugarse la vida en Tercera que la temporada del primer equipo en Vigo. Y le asegurais ser el inquilino del banco la próxima campaña. De no lograr entrar en PO… ¿cómo va a aceptar la afición que siga siendo el técnico la siguiente temporada?

Luego llegan las formas. La rueda de prensa de presentación de Ramón ante los medios rozó el disparate. Y no solo por Llamazares, cuyas decisiones deportivas suelen vivir entre el esperpento y el despilfarro, también por el director deportivo, Ricar Pozo, un cero a la izquierda en el club, un tipo desatinado en sus decisiones, aunque siempre laceradas por las garras del boss de los despachos, no decide nada sin el ok del jefe.

El problema, desde la distancia, no está en el césped. No lo lleva estando tres temporadas ya. Hay que mirar al palco, al que grita la afición, y a los despachos, donde se yerra de forma perpetua con decisiones de saldo y de feria.

 

P. D: Por cierto, sorprenden las palabras del dúo en la presentación de Ramón González. Dijeron algo parecido como que no ha llegado antes al primer equipo para protegerle. ¿De qué? ¿De quién? ¿De ellos mismos? Si hubierais confiado en él, le hubierais dado el equipo al inicio de campaña, no ahora, con los leones oliendo la sangre. Al fin y al cabo, hubiera sido un técnico tan inexperto como los anteriores, pero con adn cazurro en sus últimos años. No, no me engañáis. Firmáis a Ramón porque nadie asume el cargo, nadie asiste, motu proprio,  al fracaso.

Os pido que saqueis entrada para el baile. Los bosses culturalistas se están disparando en los pies y, como en las películas de vaqueros, comienzan a saltar ante el ruido de las balas. Ojalá me equivoque y Ramón acierte. Plantilla hay, de sobra.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Next Post

ONCE DE LA JORNADA "GRUPO II" FIN DE SEMANA 24-25 DE ABRIL

  PORTERO   Miguel Martínez de Corta (Ejea)   DEFENSAS   Thomas Carrique (Calahorra) Manuel Guerrero Sánchez (Ejea) Pablo Ibáñez Lumbreras (Osasuna B) Ismael López Blanco (Rácing de Santander)   CENTROCAMPISTAS   Daniel Santafé Mena (Osasuna B) Francisco José Sota Bernard (Calahorra) Iker Seguín Cid (S.D Amorebieta)   DELANTEROS   Leandro Martínez Ortiz (Arenas) Cedric Omoigui (Rácing de Santander) Asier Parra Cuezva (C.D Izarra)