PARTIDOS DESTACADOS DEL FIN DE SEMANA 30-31 DE OCTUBRE

admin

 

 

 

 

BADAJOZ 2-0 EXTREMADURA


Badajoz: Gonzalo, Dani Fernández, Pardo, Núñez, Aitor Pascual, Diego Barri (Otegui, 72), Isi Gómez (Truyols, 85), Clemente (Zelu, 57), David Concha, Gorka Santamaría y Sergio Benito (Tahiru, 72).

Extremadura: Casto, Gato, Saúl, Lolo González, Varela, Dani Toribio, Sergio Gil, Pastrana (Álex Ligero, 79), Viera (Musa, 61), Vargas y Rubén Mesa (Sandaza, 80).

Árbitro:  Fuentes Molina (Colegio valenciano). Amarillas para el local Gorka Santamaría además de los visitantes Sergio Gil, Varela, Casto y Lolo González.

Goles: (1-0, min. 73): David Concha; 2-0 (min. 90): Tahiru.

Resumen: No fue un partido de esos que van a pasar a la posteridad -a  no ser por motivos institucionales en ambos bloques- pero fue un partido de esos que marcan, que señalan a fuego una realidad que fue tan ambivalente en el resultado como mantenida en los minutos. Porque ganó el Badajoz por eficacia, aguante físico -ayudado por la mayor  profundidad de banco que el rival- y poderío ofensivo.

Y es que fue un choque que creció a impulsos, que despertó temprano y que se adormiló al ritmo del viento y la lluvia. Diez minutos iniciales muy intensos de los locales -con hasta tres ocasiones- y luego, a buscar acomodo en la pausa. Mientras, el rival, con un equipo de circunstancias, crecía al ritmo en el que se encogía la cadencia de los albinegros. El miedo de jugadores interinos en su puesto -centrales no específicos y excesivos canteranos- fue solventado con la credibilidad de quienes se exigen más de lo que pueden. Y eso que, pese a todo, hubo momentos en los que los de Mosquera se gustaron. Pregunten a Vargas, su mejor hombre en ataque, un cantera aupado por las circunstancias. O Gato, pregunten porque la respuesta se asocia a los problemas de la institución.

Pero yendo al grano, entre tanta ida y vuelta, con las puertas abiertas en ambas áreas, acertó el Badajoz a hacer el primero. El vértigo había tomado forma en el césped. Musa, en una contra, no acertó al borde del área a asistir a sus compañeros cortando un contrario para habilitar ese primero de los locales. Del 0-1 al 1-0. Y a la angustia azulgrana, y al miedo, y a la frustracción. Habían aguantado, se lo había creído, hasta ese gol de Gorka Santamaría de cabeza tras precisa asistencia de Concha. Tahiru, que había entrado de refresco, participó en el dibujo, aunque tuvo más peso definiendo en el segundo de nuevo, tras asistencia de Concha, ayer, el mejor de largo de los suyos.

 

Lo mejor: La adaptación a un césped muy mojado y veloz de los locales, con mucho más físico que el equipo de Almendralejo. De la misma forma, conviene destacar la competivividad de un cuadro visitante que, pese a las situación institucional, tuvo que adaptar sus jugadores a diferentes posiciones.

Lo peor: El partido tuvo más esencia por ser un derbi provincial que por las expectativas creadas. Las condiciones meteorológicas tampoco ayudaron a que ambos expusieran las virtudes que les sostienen.

Aspectos destacables: Con un equipo muy mermado, el Extremadura mostró, durante muchos minutos, que pudo hacer daño al Badajoz. Con una defensa de circunstancias, mantuvieron atados a un equipo local al que le costó dañar la meta de Casto.

Jugadores claves:

  • Badajoz: David Concha fue clave en el equipo pacense. Suyas fueron las asistencias en los dos goles de los locales.
  • Extremadura: Vargas demostró que, partido a partido, se hace un hueco consolidado en el primer equipo. Todo el peligro llegó por su banda, mostrándose incisivo y fijando la zaga rival cerca del área de Gonzalo.

 


Ángel García

 

 

CASTELLÓN B 2-1 ATLÉTICO BALEARES


Castellón: Álvaro Campos; José Mas, Sibille, Yac, Salva Ruiz (Moyano, 83), Carles Salvador (Borja Martínez, 83), Dani Torres, Koné, Bilal (Carrillo, 72), Cubillas  (Mario Barco, 56) y César Diaz (Esquerdo, 56).

At. Baleares: René; Luca Ferrone, Carlos Delgado (Orfila, 30), Olaortua, Vilarrasa, Canario (Isi Ros, 80), Petcoff, Armando, José Fran (Hugo Rodríguez, 56), Manel (Dioni, 56) y Vinicius.

Árbitro: Ávalos Martos (Colegio catalán). Amarillas para Koné, Esquerdo, Sibille, Petcoff e Isi Ros.

Goles: 1-0 (min. 20): Cubillas. 2-0 (min. 63): Mario Barco. 2-1 (min. 72): Vinicius Tanque.

Resumen: El Castellón sigue creciendo y ofreciendo una versión mejorada de sí mismo cada jornada que pasa. Ha necesitado confianza y sentirse cómodo ante el rival. Poco más cuando ha aprendido a jugar de memoria, a exprimir sus armas y, fundamentalmente, a no sostenerse en experimentos. Da gusto asistir a su previsibilidad porque, aunque intuída por el rival, les descuadra sobre el césped al no pretender buscar el virtuosismo, solo la efectividad. El Baleares, su rival, careció de lectura. Su comprensión del choque duró lo que duró el empuje local, apenas veinte minutos, rubricado con el gol de Cubillas en una jugada de Bilal.

Antes, el equipo de Xavi Calm llegó incluso a sentirse superior. José Fran, a los seis minutos, remató a la madera… y poco más hasta de bagaje ofensivo hasta el 59´, cuando Dioni vio como Yac Diorí sacaba bajo la línea un remate del punta malacitano. Por el medio, se vio a una defensa imprecisa, sin precisión en el pase y con lagunas en transiciones. Eso sí, en cuanto los blanquiazules pisan campo contrario asustan, es un equipo que desdibuja al rival. ¿El problema? Apenas lo hicieron. Y cuando lo hicieron, en el segundo acto, los locales jugaban con el reloj, con la ventaja y con las contras. Y en un error de los visitantes sacando el balón, Mario Barco amplió la ventaja.

Quemó sus naves Calm con los cambios, pero solo Dioni y Hugo Rodríguez aportaron desde el banco. Les dio tiempo a recortar el marcador y asistieron a una serie de contragolpes de un cuadro local cuya impericia en el remate y René evitaron la goleada.

 

Lo mejor: La memoria que mantiene a los jugadores del Castellón asidos a su táctica les evita sufrir. Jugaron como si fueran un manual de instrucciones aplicando su abc de una forma precisa y clara.

Lo peor: Defensivamente es el Baleares un equipo con muchas taras. Ni sus laterales dieron crecimiento al equipo desde las bandas, ni los centrales mostraron la contundencia que debían, perdiendo el sitio con facilidad y estando a merced de las embestidas locales.

Aspectos destacables: El Castellón fue muy superior, más de lo que indica el marcador final. Jugaron cómodos, cumpliendo las normas dictadas desde el banco y sabiendo en todo momento neutralizar al centro del campo de los de Mallorca.

Jugadores claves:

  • Castellón: Bilal fue un incordio para la zaga rival, sobre todo para un Vilarrasa que perdía el sitio persiguiendo a un extremo que jugó al gato y al ratón. Asistió en el primero y pudo hacer más daño si hubiera estado atinado.
  • At. Baleares: René poco pudo en los goles -estaba vendido ante la mayor presencia de atacantes en su área-, pero salvó la goleada con un par de intervenciones de mérito.


Ángel García

 

Next Post

UNIONISTAS JUGÓ CON 12 ANTE EL DUX POR UN ERROR ARBITRAL

Foto: Salamanca24horas.com Lío en el duelo entre el Dux de Madrid y Unionistas. El choque, que terminó con reparto de puntos, tuvo una situación extraña que quedó expuesta en el acta arbitral al jugar los charros con doce jugadores apenas dos minutos. El club madrileño se dio cuenta y dio aviso a los colegiados, algo que también expuso el club en sus redes sociales. Habrá que ver ahora lo que […]