¿MANO DURA EN EL UCAM CF?

Ángel García

(Foto obtenida para su edición: UCAM Murcia)

El Ucam busca mano dura.  Ese es el rumor que se desprende desde las oficinas del club universitario. Mano dura, supongo, para meter en cintura a una plantilla que no está respondiendo a las expectativas fijadas por el club. Mano dura, como en la escuela de antaño, cuando la letra, muchas veces, con sangre entraba. Mano dura ¿para justificar la falta de la misma hasta ahora? Permítanme dudarlo, Salmerón no es de esos.

 

Sin mano dura, he asistido a todos los partidos del equipo en este curso en La Condomina, la real, donde el fútbol emergió en Murcia al dictado del otro club, el histórico. Y lo que he visto es lo que se ve en todos los partidos, da igual la localización. Un equipo, como otros muchos, con más expectativas que realidades, con jugadores a los que el currículo les dice basta o la cabeza les frena -ambas explicaciones son válidas-, un técnico con lustre cimentado en su carrera pero al que le cuesta acertar con la tecla, una afición exigente y una directiva con expectativas por las nubes en un año que, visto lo visto desde el inicio, se debería sostener en una transición, sin mirar atrás, a lo que hace unos años fueron.

 

Y ahora se exige mano dura. Y por eso muchos desde esas oficinas quieren a Salva Ballesta. ¿Es este ex jugador un estandarte del palo y la zanahoria? Permítanme que dude sobre la necesidad de los universitarios de un estímulo cuya respuesta no es el castigo. Me asaltan, además, dudas sobre Ballesta. El Algeciras lo hizo muy bien el curso pasado bajo su dictado y me sorprendió que no siguiera. ¿Cuál fue el motivo para acariciar el cielo con los dedos y no continuar cuando, me dicen, que Ballesta lo deseaba? Alguien debería respondernos. Su nombre, junto a la de otros, ya estaría sobre la mesa universitaria, pero la experiencia de hace dos años con la llegada de Miguel Rivera sustituyendo a Rubén Albés fue un fracaso cuando se buscaba lo mismo. Tres meses duró.

 

Junto a la supuesta mano dura de Ballesta, cuya opción defiende el presidente, estarían Fer Estévez, Curro Torres, López Garai, Aira… todos ellos con mucho más recorrido en banquillos que el nacido en Zaragoza. Del doctor, se alaba su capacidad de gestionar vestuarios -no logró el ascenso con el Badajoz pero su equipo compitió hasta el final pese a no cobrar sus salarios varios meses- y su papel en Badajoz o Marbella o salvando a un Burgos hace tres años con una segunda vuelta fue bestial. Curro Torres, pese a las oportunidades en 2A donde nunca logró estabilidad y sí ceses, lo hizo muy bien en el filial ché hace ya cinco años. El vasco López Garai acumula experiencia siempre en 2A habiéndo destacado su trabajo con el Reus o Numancia pero siendo cesado en sus últimas experiencias. Aira sostiene su credibilidad con el ascenso del Albacete hace casi un lustro pero acumula fracasos en sus últimas experiencias en Marbella y, sobre todo, por dos veces en la Cultural.

 

Si el criterio es mano dura, va a ser complicada la elección. Algunos me decían, tras la derrota del viernes, que habría que mirar a la dirección deportiva. Lo dudo. Ni Reverte ni sus ayudantes saltan al césped y, mirando el plantel, yo tendría muy claro donde está el problema; en la actitud de los jugadores, sólo ahí. No puede ser que la defensa, su línea más fuerte, sea un circo, que Biel haya dejado de ser Biel para ser un portero más del montón, que el centro del campo, pese a los nombres, se diluya unas veces y se solape en otras, que solo Alberto Fernández se infle el pecho de amor propio, que los nueves no respondan y que las preguntas a los delanteros centros se quedaran en el mercado de verano -en realidad no había goleadores en el mercado-. No puede ser.

 

¿Y se precisa mano dura? No sé, pero no me cuadra. Quizás paciencia con los habituales y confianza en los que menos sienten la rutina del césped…. Y que Tropi vuelva ya, por Dios, que vuelva ya.

 

Next Post

MANUEL EXPULSADO POR... ENCARARSE CON UNO DE SUS JUGADORES

Le crecen los enanos al Extremadura UD. A la derrota de esta tarde ante el Dux tras decir adiós a la huelga, se unió la expulsión del entrenador local, Manuel Mosquera, por… «encararse con su jugador Musa» que no quiso saltar al terreno de juego en el minuto 90, antes de comenzar los minutos de descuento. Así lo comunicaba el tweet del equipo visitante durante el partido, algo que no […]