PARTIDOS DESTACADOS DEL FIN DE SEMANA 6-7 DE NOVIEMBRE

admin

 

 

 

 

U.D LOGROÑES 0-0 DEPORTIVO DE LA CORUÑA


U.D Logroñes: Serantes, Tekio (Borja Galán, 75), Rueda, Herrando (Sidikki, 82), Andoni López, Javi Castellano, Jaime Sierra (David Ramos, 75), Alfaro (Aridane, 82), Iñaki (Medina, 75), Dubasin y Guarrotxena.

Deportivo de la Coruña: Ian Mackay, Víctor García, Lapeña, Jaime, Héctor, Bergantiños (Noel, 84), Diego Villares, William (Quiles, 55), Juergen, Doncel (De Vicente, 76) y Miku (Borja Granero, 84).

Árbitro:  Muñoz Pérez (Colegio valenciano). Amarillas para el local Serantes, Alfaro, Rueda, Guarrotxena, Dubasin además de los visitantes Villares, Juergen y William

Goles: (0-1, min. 37): Miku, aprovechando un rechace de Serantes.

Resumen: Poco a poco queda claro que el Deportivo es el rival a batir, y más cuando compite, no cuando juega. Compitiendo, leyendo el partido y exprimiendo sus armas es el mejor. Necesita poco. A ello le ayuda la profundidad de banquillo y la seriedad en la ejecución de sus funciones. Eso y la exposición de sensaciones, esas que se intuyen, pero que a veces cuesta ver. Y lo digo por la superioridad. Fueron superiores y tampoco hicieron alarde de ello. Marcaron cuando debían, se hicieron hueco entre el nerviosismo local y vencieron. Poco más necesitan. De tres en tres y a colocarse líderes con la soledad del que se siente superior.

Porque hubo mucha tensión inicial en el césped reflejada en una intensidad desmedida, en una falta de control alarmante y en una escasa solidez en los ataques. Los riojanos crecieron con el balón, pero pocas ideas ante un Deportivo que no perdió el sitio en defensa, que se bastó con fortaleza en la marca y ayudas, muchas ayudas. Poco que hacer, con esos mimbres, ante un equipo local que empujaba pero sin brillantez. Un par de llegadas a la línea de fondo y algún balón aéreo, poco más en el debe de un bloque que no podía percutir buscando espacios en las líneas gallegas. Y los de Borja avisaron en el ecuador del primer acto con una llegada de Doncel que despejó Andoni antes de la segunda incursión, en el 37, que terminó con el gol de Miku rematando un despeje de Serantes tras disparo de Villares. Mucho premio para haber jugado con grilletes, pero justo por definición. Apenas cinco minutos después, Iker Guarrotxena pudo poner las tablas pero su remate de cabeza no encontró la portería de un Mackay que apenas tuvo trabajo.

En la reanudación el monólogo en el control de los gallegos, cuando tenían balón y cuando no, fue tremendo, sin necesidad de esfuerzos desmedidos para sostener su guión. Quiles dio pausa en campo riojano y el tempo lo marcó un centro del campo que se bastó para apagar la escasa mecha de los de Mere. Un remate de Iker Guarrotxena, tras un error en el despeje, y otro remate del mismo jugador que detuvo Mackay, pese a botarle la pelota antes, fue el recibo ofensivo de la UDL. Por el medio, el Deportivo apenas sufrió, es más, tuvo en encuentro plácido.

Lo mejor: Le costó muy poco al Deportivo defender su resultado ante un equipo muy plano a nivel ofensivo como el local. Necesitó seriedad en la marca y no perder el sitio ante un ataque riojano muy previsible, con escasas alternativas.

Lo peor: La UD Logroñés necesita mucho más si quiere romper los partidos que se le ofuscan, los partidos feos ante rivales cuya lectura les desubica. Fueron muy planos y buscaron el error rival antes que la creación propia.

Aspectos destacables: La victoria coloca a los de Borja en el liderato, pero esta vez, en solitario. Los tropiezos de Rácing, Unionistas o la propia UDL les permiten sentirse sin el vértigo de la compañía innecesaria.

Jugadores claves:

  • U.D Logroñes: Guarrotxena, como de costumbre, es el jugador con más talento ofensivo y el que crea las oportunidades, pese a no ser delantero centro. Suyas fueron las más claras, aunque sin el acierto que en anteriores ocasiones.
  • Deportivo de la Coruña: Lapeña y Jaime. Los centrales del cuadro gallego limitaron la perfección. Fueron dos valladares por delante de un Mackay que apenas tuvo que intervenir. Posiblemente haya sido el encuentro en el que los del Deportivo han mostrado más fortaleza atrás, desde donde crecen los partidos.

 


Ángel García

 

 

ATLÉTICO BALEARES 0-0 BALOMPÉDICA LINENSE


At. Baleares: René Román; Luca Ferrone, Olaortua, Delgado, Vilarrasa, Cordero, Armando, Canario, José Fran (Álex Robles, 78), Dioni y Vinicius (Manel, 78).

Balompédica Linense: Nacho Miras, Loren, Borja López, Fran Morante, Víctor Mena, Masllorens, Chironi (Coulibaly, 59), Dorrio (Fito Miranda, 77), Ñito González (Koroma, 70), Leandro (Jesús Muñoz, 77) y Gerard Oliva.

Árbitro: Martínez Montalbán(Colegio murciano). Amarillas para los locales Cordero y Vinicius además del visitante Dorrio.

Goles: 1-0 (min. 90+4): Olaortua, de cabeza.

Resumen: Jugando de una forma discreta, con lagunas en la creación, con impulsos marcando la velocidad, con apuros, en definitiva, ante una Balona que mereció más pero que con un conformismo final que terminó por dar la razón, en este caso, los puntos a los de casa. Porque a intensidad y motivación, los del Baleares fueron mejores. A ocasiones, quizás el gol desequilibró la balanza, pero la Balona tuvo momento buenos, sobre todo en la primera parte, y una fortaleza defensiva que solo se vio superada en el descuento.

Porque el partido tuvo un guión raro. Y el que podía escribirlo en el Baleares estaba sancionado, Petcoff, y los que lo intentaron en su lugar no estaban con fútbol para darle forma con movilidad y velocidad. Estaba espeso el choque y eso hacía ganar comodidad a los balonos. Tanta como empezar a crecer desde la defensa y llegar por bandas; unas veces con Dorrio, otras con Leandro. Un remate del vasco al borde del descanso fue su puntilla ofensiva más destacada. En la reanudación, Canario se echó el equipo a la espalda y fue emergiendo en intensidad y posesión, aunque con escasa presencia cerca de Nacho Miras. Solo un remate de Ferrone en el 67, tras jugada de Canario, y poco más. Dioni trataba de bajar a recibir para abrir espacios pero nada…. hasta el descuento. Una falta sobre el tiempo rematada al segundo palo por Olaortua se colaba al palo largo de Miras en la única ocasión clara en la que los locales ganaron un duelo aéreo. La única.

 

Lo mejor: La Balona no fue de vacaciones a Mallorca. Hubo momentos, sobre todo en el primer acto, en el que se gustaron y fueron muy superiores a un cuadro local al que encogieron abriendo el campo y presionando su salida de balón.

Lo peor: Los últimos minutos del Baleares fueron los más intensos en el choque, aunque con las taras habituales creando que mostraron desde el inicio. Empujaban por intensidad ante un equipo visitante que se echó atrás para mantener el resultado. Hasta ese momento, a los de Xavi Calm les costó demostrar quienes eran y el lugar donde jugaban.

Aspectos destacables: Al cuadro de las Baleares le faltó presencia en el centro del campo. La baja de Damián Petcoff se notó en exceso en un equipo en el que se notó falto de ritmo a Cordero, con un Armando desaparecido.

Jugadores claves:

  • At. Baleares: Canario. Lo intentó todo desde la diestra, bajó a recibir, caía al centro ante la falta de creación, pero Loren unas veces y otras Fran Morante le impedían desbordar.
  • Balompédica Linense: Fran Morante. El central andaluz fue una muralla en la zaga de los balonos. Rápido al corte y contundente en el despeje, fue un incordio para sus rivales que, pese a la alternancia entre Dioni y Vinicius, no pudieron nunca con él.


Ángel García

 

Next Post

¿MANO DURA EN EL UCAM CF?

(Foto obtenida para su edición: UCAM Murcia) El Ucam busca mano dura.  Ese es el rumor que se desprende desde las oficinas del club universitario. Mano dura, supongo, para meter en cintura a una plantilla que no está respondiendo a las expectativas fijadas por el club. Mano dura, como en la escuela de antaño, cuando la letra, muchas veces, con sangre entraba. Mano dura ¿para justificar la falta de la […]