LA VERDAD, EN DIFERIDO

Ángel García

 

A finales de mayo estaba claro. Esa fue la interpretación tras el carrusel de novedades de unos días que discurrieron a una velocidad de vértigo en Badajoz, y en lo relacionado con el CD Badajoz, tras no haber tenido la fortuna de saborear un ascenso casi a medida por los condicionantes en los que se desarrolló el playoff.

 

Fueron días, horas, minutos… en los que la afición blanquinegra empezó a conocer la realidad económica de un club que, tras el no ascenso, se debatía entre la supervivencia económica y la desazón. El alcalde hablaba, Joaquín Parra rebatía sus palabras, Álvaro Trigo anunciaba su salida del club… Los aficionados, el valor que sostiene claramente el sentimiento de un club, de cualquier club, se sostenían en el disgusto de unos argumentos que, cada día, les sorprendían más.

 

¿Y la prensa? ¿Cuál fue el papel de la prensa que seguía en el día a día al club pacense? Durante algunos meses, la respuesta fue el silencio ante contextos que podrían desfavorecer, que podrían dañar la reputación de unos jornaleros de noticias que no habrían cumplido, ética y deontológicamente, con la noticia, con su trabajo. ¿Cómo es posible que a varios cientos de kilómetros yo me enterara de lo que sucedía en el club y ellos no? Lo conté en la web, en youtube, en instagram -pueden cerciorarse de ello buscando las entradas de finales de mayo-. Insisto ¿por qué callaron?

 

De ahí que ahora me sorprenda que algunos de esos medios comiencen a sacar informaciones que se conoce desde hace meses con una vitola de inusitado interés, con unos anuncios que solo tienen de novedoso el envoltorio, porque fueron dados a conocer a finales de mayo, cuando anticipamos los sucesos que, por desgracia, han sido desgranados, día a día, desde entonces.

 

Es imposible,de este modo, tener fe en la labor de una prensa libre, sin cadenas, de una prensa que informe cumpliendo su deber profesional, aunque este deber duela. No sé, contar la verdad en diferido no tiene ningún mérito. Y eso se enseña, incluso, a nuestro hijos en sus primeras pautas educativas.

 

Decía Kapuscinski, al que supongo que estudiaron algunos periodistas aludidos en la facultad -si es que fueron-, una frase de esas que no conviene olvidar en casos como éstos. Comentaba que “cuando se descubrió que la información era un negocio, la verdad dejó de ser importante”. Pues eso.

 

Next Post

MUNITIS SE COMPROMETE CON EL SABADELL

Foto: Ucam CF Pedro Munitis será desde mañana el entrenador del CE Sabadell en sustitución de Antonio Hidalgo. La noticia ha sido adelantado por Sergi Garcés, de Radio Sabadell, confirmando desde esta web que el ex técnico del Badajoz o Ucam CF está ya desplazándose a tierras catalanas para entrenar ya mañana con sus jugadores. Tras pasar el cásting de los arlequinados, coordinado por Esteve Calzada, Bruno Batllé y Axel […]