PARTIDOS DESTACADOS DEL FIN DE SEMANA 5-6 DE FEBRERO

Ángel García

 

DEPORTIVO DE LA CORUÑA 1-2 REAL UNIÓN DE IRÚN


Deportivo de la Coruña: Mackay, Trilli (Doncel, 88), Lapeña, Jaime, Héctor (Menudo, 67), Álex Bergantiños (Aguirre, 67), Juergen, Mario Soriano (Quiles, 54), Noel (Álvaro Rey, 54), William y Miku.

Real Unión de Irún: Irazusta, Elosegi, Barbu, Iván Pérez, Kijera, Miguel Santos, Quique Rivero (Elizondo, 63), Vivancos, Oyarzun (Nacho Sánchez, 63), Llamas (Aitor Seguin, 72) y Carlos Bravo (Pradera, 84).

Árbitro:  Cid Camacho (Colegio de Castilla y León). Amarillas para los visitantes Quique Rivero y Seguin.

Goles: 0-1 (min. 23): Alain Oyarzun; 0-2 (min. 51): Alain Oyarzun; 1-2 (min. 72): Juergen.

Resumen: Al Real Unión le salió el plan en Riazor. Casi un plan calcado en su metodología al que trazaron en la primera vuelta en el Stadium GAL de Irún, donde, de la misma forma, se llevaron los tres puntos a la carrera y enmarañando su zaga sin permitir resquicios a los gallegos.

Porque, pese al marcador final, los de Borja Jiménez apenas se salieron de la pauta habitual demostrada hasta la fecha en liga. ¿Qué sucedió esta vez? Que el equipo irundarra tuvo una efectividad brutal, una velocidad endiablada para salir a la contra y una definicion eficaz. Dos llegadas y dos goles. El resto, a forjar cimientos en defensa sin dejar rendijas.

No necesitaban mucho más los visitantes que evitaban que los gallegos corrieran, que tuvieran espacios, que crecieran, incluso desde la bandas. Solo el empuje de Juergen, cuando poseía el balón, otorgaba cierta sensación de peligro. El guion de los de Zulaika se basaba en un abc muy marcado, presión al rival, defensa tupida y ayudas, muchas ayudas ante un Dépor que se desesperaba.

En la reanudación, nada más saltar al césped las nubes se despejaban en el cielo de los locales. William era trabado en el área y el colegiado -muy discutido en el primer acto por los de casa- señalaba la pena máxima. Miku erraba, más bien paraba Irazusta, su segundo penalti de la campaña y todo volvía al redil. Con la ventaja, el cuadro vasco siguió sin salirse de su idea, una idea marcada por la velocidad y las contras. Así, Oyarzún, cuatro minutos después del penal errado por Miku, marcaba el segundo.

Borja quiso dar una vuelta de tuerca a los suyos con los cambios, ganando posesión y arrinconando aún más a los vascos alrededor de Irazusta. La entrada de Menudo permitió tener más criterio con el balón y habilitó mucho más a un Juergen que redujo la ventaja en el 72´. Hasta el final, el monólogo de los gallegos con la posesión no terminó de encontrar un hueco en la muralla defensiva de un Real Unión cuyos méritos para sumar los puntos fueron más que merecidos usando sus armas; defensa y metros para correr.

Lo mejor: El Real Unión ha sido el primer equipo que es capaz de llevarse los tres puntos de Riazor además del único bloque, hasta el momento, que ha sido capaz de vencer en los dos duelos a los líderes del grupo I de la misma forma; encerrados atrás y aprovechando las contras -además de los errores defensivos del Deportivo-.

Lo peor: Suele ser un equipo fiable en defensa el equipo de Borja Jiménez, pero posiblemente haya sido el peor partido en esa parcela de este curso, y no por los errores, sino por las consecuencias; dos goles en contra y derrota.

Aspectos destacables: Pasaron muchas cosas; segundo error de penalti de Miku, errores defensivos locales, poca sustancia creativa, pero, en los rivales, el plan les salió perfecto con un plantel que apenas había entrenado en la semana con muchas bajas por covid que, con mucho mérito para ellos, apenas lo notaron.

Jugadores claves:

  • Deportivo de la Coruña: Juergen demuestra partido a partido que es el hombre que cimenta el juego del cuadro gallego. Incansable en el esfuerzo, el jugador colombiano es el valor de mercado de un club que vive de su trabajo en la sala de máquinas desde donde, incluso, a veces se escapa para marcar.
  • Real Unión: Marcando dos goles es evidente que el papel de Alain Oyarzun fue fundamental en el equipo vasco. Brillante en velocidad y matador en la definición, sus dos remates supusieron tres puntos de oro en un campo donde hasta el momento nadie se había llevado la victoria.

 

 


Ángel García

 

 

LINARES DEPORTIVO 0-0 ALBACETE BALOMPIÉ


Linares: Razak; Dani Perejón, Josema, Fran Lara, Barbosa; Meléndez (Adán Gurdiel, 78´), Rodri, Fran Carnicer (Ion Etxániz, 72´), Sanchidrián (Javi García, 61´), Hugo Díaz (Carracedo, 61´) y Nando Copete (Migue Marín, 72´).

Albacete: Bernabé; Diegui, Djetei, Boyomo, Julio Alonso (Jordi Sánchez, 86´); Rubén Martínez, Alberto, Riki (Emmanuel, 75´), Kawaya (Sergi García, 64´); Manu Fuster y Kike Márquez (Dani García, 75´)

Árbitro: Lax Franco (colegio murciano). Roja directa al local Carracedo en el 78´ por agresión sobre Alberto.  Amarillas para el Hugo Díaz, Josema y Andy Kawaya.

Goles: Sin goles.

Resumen: El Albacete mereció más. Tuvieron un partido para ganarlo y, al final, perdieron dos puntos. Entre Razak, la madera y la falta de definición de sus atacantes el Linares sumó un punto que, tal y como arde la tabla por la parte baja, tiene un sabor a victoria.

Porque fue mucho mejor el Albacete en la primera mitad. Excepto una falta lanzada por Fran Carnicer, que repelió Bernabé en el 22, el resto del primer acto fue un monólogo del cuadro de De la Barrera. Sustentados por la mayor posesión en el centro del campo, otorgando pausa al balón cuando precisaba y velocidad en las contras, el centro del campo de los visitantes ganó comodidad con el paso de los minutos ante un Linares que comenzó presionando muy arriba al inicio pero que fue minimizando sus fuerzas a medida que ganaban presencia sus rivales.

El Albacete, a los puntos, fue superior. Dos remates a la madera; el primero de Kike Márquez tras lanzamiento de córner directo en el 17, y otro de Alberto, un cuarto de hora después, tras otra pelota parada que remató el canario aunque esta vez Razak acarició para que se fuera el remate al travesaño. Mientras, desarboló por completo a un equipo local que no terminó de encontrarse y que acabó encerrado en su campo ante la insistencia ofensiva manchega.

Poco cambió el argumento en el inicio del segundo acto. En la primera ocasión en la que los visitantes se acercaron al área ¡zas! de nuevo al larguero. Fue Kike Márquez tras asistencia de Diegui el que volvió a rematar a la escuadra. Un minuto después, Riki volvió a rematar desde dentro del área, un lugar sin barreras ante el empuje de los ayer manchegos.

Con esas sensaciones, estaba claro que el Albacete tenía consigo todo ganado, que era cuestión de tiempo encontrar el gol ante un rival que se veía arrinconado en las contras visitantes. Pero despertaron del letargo los de Alberto a base de intensidad por banda y de morder en la salida del balón de los de De la Barrera. Aunque apenas dañaban a la zaga, la presencia ofensiva local por los costados creció.

Los cambios en ambos bloques, en vez de modificar dibujos, trajeron un desasosiego, sobre todo en las defensas, que introdujo el partido en una anarquía; sin control, con la sensación de rotura en cualquier momento. Carracedo, autoexpulsado, contribuyó a un desastre en el emergió Razak para salvar a los suyos en dos acciones prodigiosas ante Fuster que fueron claves para el reparto de puntos.

 

Lo mejor: El Albacete dio una lección de intensidad y ambición, pero le faltó el gol. Superiores en campo contrario, en su debe queda la lección de ineficacia ante portería; crearon ocasiones, llegaron con superioridad, pero fueron un desastre a la hora de definir ante un Linares que, unas veces por Razak y otra por la portería, se salvó de un incendio que casi les quema.

Lo peor: En partidos de esta envergadura, se echó en falta más en la creación de los locales, un equipo menguado ante el empuje de los manchegos. Sin sitio en el centro, se vio debordado el Linares por un rival que les buscaba las cosquillas siempre en velocidad.

Aspectos destacables: Fue rara la exposición en el once de Rubén de la Barrera, sin un nueve definido, pero con jugadores en la segunda línea con demasiada envergadura ofensiva. Aunque acabó con dos delanteros centros, apenas ofrecieron juego en los minutos finales para jugar de una forma tan directa.

Jugadores claves:

  • Linares: Razak fue clave en el equipo minero. Dos intervenciones, en el 85´y 93´ante Manu Fuster, fueron fundamentales para que los de casa pudieran salvar un punto jugando ante diez. En la primera mitad, otra intervención ante un remate de cabeza Alberto, también fue clave para evitar que los visitantes se adelantaran.
  • Albacete: Kike Márquez remató dos veces a la madera, una en cada parte. El de Sanlúcar fue el estilete ofensivo de un equipo que se sostuvo en sus remates para amedrentar a los locales. Alberto tampoco quiso ser menos en un remate de cabeza que despejó Razak en el primer acto y también se fue a la madera.


Ángel García

 

 

 

Next Post

ONCE DE LA JORNADA "GRUPO I" FIN DE SEMANA 5-6 DE FEBRERO

  PORTERO   Gaizka Campos Bahíllo (Celta B) DEFENSAS   Fer Ruiz Izaguirre (UD Sanse) Matej Simic (UD Logroñés) Gorka Kijera Salaberría (Real Unión de Irún) Cristian Fernández Linde (Calahorra)   CENTROCAMPISTAS   Fernando Cano Alcantarilla (UD Logroñés) Íñigo Alayeto (Rácing de Ferrol) Juergen Elitim (RC Deportivo) Alain Oyarzun Aguilar (Real Unión de Irún) Íñigo Muñoz Cuevas (Unionistas CF)   DELANTEROS   Miguel Rodríguez Vidal (Celta B)