UN PLAYOFF A MEDIDA… PERO DESMEDIDO

cazurro

 

 

Rectifico. Estaba convencido que el Playoff en sede neutral era una buena idea, que ayudaba a igualar a los equipos en nervios, sensaciones y fútbol, pero nada, estaba equivocado, muy equivocado. Pensaba que hacerlo en una escenario neutral ayudaría a crecer y, por un momento de falta de lucidez y siendo muy raro en mí, apoyaba la medida federativa… Menos mal que me he dado cuenta de ello, aunque tarde. De haberlo sabido hubiera seguido poniendo en duda todas las medidas con las que, un día sí y otro también, la RFEF martillea a las categorías modestas, como piedras en el camino, impidiendo un asfalto que les otorgue una velocidad de crucero que, por su modestia, precisamente se merecen.

Y, supongo, que las medidas económicas han sido claves para esa decisión que, insisto, interpreto arbitraria. Y es que la RFEF recibiría las subvenciones de entidades públicas -por ejemplo, la Diputación de Alicante para el PO de 2RFEF a 1RFEF-  no teniendo claro hacia donde iría ese dinero; si hacia la propia RFEF o repercutiría directamente en los clubes, algo extraño cuando se dice que tienen que correr, a partes iguales, con los gastos arbitrales de cada encuentro. En fin, si a eso le sumamos que el 33% de las taquillas van para cada equipo y el 33% restante a la RFEF, pues apagamos las luces y nos vamos llevándonos las bombillas, por si acaso. Quizás de ahí sea comprensible entender que haya habido partidos en la provincia de Alicante en este PO donde apenas se llegaba a los 500 espectadores.

Ahora, si hubiera sido a ida y vuelta se hubieran asegurado los campos completos en la mayoría de los choques, taquillas considerables, movimientos en la restauración de esas ciudades y, sobre todo, ayuda a las arcas de esos clubes que, con una sola taquilla, hubieran podido tener pagados todos los desplazamientos de la campañana venidera.

Pero no, la RFEF prefirió mirar a su arca, asegurar ingresos, seguir siendo los Tíos Gilitos de las federaciones deportivas y no mirar por los clubes y, por supuesto, por los aficionados.

Y yo tuve la culpa también. Entendía que ayudaba una sede neutral, pero pensé -muy mal pensado por mi parte- que una zona neutral debería de ser en un lugar intermedio, no cruzando España en diagonal ni en horizontal. Madrid, por lógica, y no Galicia o Alicante, como tampoco Extremadura el curso anterior.

Es cierto que no asegura nada jugar o no como locales -véase el Viverazo del año pasado-, pero se beneficia al cuadro de casa por desplazamientos, por economía local y por sentimiento. De subsistencia y esas cosas, mejor no hablamos porque la RFEF de eso entiende poco… o no quiere entender.

Next Post

ÚLTIMOS EQUIPOS ASCENDIDOS A 1RFEF

Los últimos tres equipos que estarán en 1RFEF consiguieron su playa ayer tarde en sus respectivas finales. Así, el Mérida, Real Murcia y Ceuta se hicieron con los últimos huecos en una categoría de la que no se saben aún los grupos en su configuración. Mérida AD Los romanos vencieron 2-0 al Teruel CD en la prórroga gracias a los goles de José Gaspar y Nacho. Los aragoneses acabaron el […]